Entender la factura de la luz 1920

A veces resulta complicado entender la factura de la luz,  pero vamos a intentar que a partir de ahora sea lo más sencilla posible.

Término de potencia, es el importe fijo, es la parte que cobra la empresa por el uso de su red eléctrica y llevar la luz hasta nuestra casa. Hay que pagarlo siempre, se realice o no consumo de energía.

El “Peaje de potencia contratada” o término de potencia es la cantidad que resulta de multiplicar la potencia que tenemos contratada por el precio estipulado en BOE (no todas las comercializadoras respetan ese precio) y por los días de facturación. Aunque figura en la factura que nos pasa la comercializadora, este importe lo recibe íntegro la distribuidora que es, digamos, la propietaria de la red y por tanto responsable de cualquier avería que se pueda producir en la misma.

Término de consumo, hace referencia a la energía consumida en el periodo de facturación. El Gobierno define el precio del KW y cada tres meses se revisa. Si multiplicamos el precio el KW por la potencia contratada nos dará el coste de potencia que debemos pagar.

El importe del consumo es el resultado de multiplicar los kws consumidos en el periodo de facturación por el precio que cada comercializadora estipula, es un mercado libre y por tanto cada una ofrece el precio que considera conveniente.

Además hay que añadir el Impuesto Especial sobre la Electricidad que se aplica sobre la facturación de electricidad suministrada y que también tiene IVA. Este impuesto se calcula así:

Importe del impuesto eléctrico=5,113% * (término de potencia + término de energía consumida).

El impuesto eléctrico que es el 5,113% se calcula sobre el término de potencia más el de consumo.

También hay que pagar el contador que suele ser propiedad de la compañía eléctrica. El importe varía cada año y sale publicado en el BOE. El contador lo lee la compañía eléctrica con la que tenemos contratado el servicio remitiendo la información a la comercializadora para que realice la facturación. Si la potencia contratada es de menos de 15KW la lectura se hará cada dos meses y en la factura aparecerá “lectura estimada”, pero si se ha realizado la lectura aparecerá en la factura “lectura real”.

Otro apartado a pagar es el alquiler de contador, generalmente es propiedad de la distribuidora y por tanto es quien recibe esa cantidad y quien realiza las lecturas que pasa a la comercializadora para que nos facture.  El coste diario actual en una vivienda es de 0,02677 €, aunque depende de la potencia y tarifa que tengamos contratada. Las lecturas se pueden solicitar mensuales o bimensuales y aunque la mayoría de los contadores actuales son digitales hay veces que nos facturan lecturas estimadas que debemos evitar y reclamar lecturas reales siempre.

El IVA, ya sabemos que es el impuesto sobre el valor añadido. En España, se abona el 21%, pese a que la electricidad es de primera necesidad y hay que sumarlo al precio final.

El precio final de la luz

Factura total= término de potencia + término de consumo + alquiler de contador + IVA

Los datos serán recogidos para gestionar la agenda de contacto para comunicaciones propias del negocio establecido, acciones promocionales por el responsable de los ficheros (ubicados en territorio de la unión europea) que es ACRUX TECHNOLOGIES XXI SL (B74387697). Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad. Puedes consultar, rectificar o cancelar tus datos dirigiéndote al responsable del fichero mediante correo electrónico en la dirección [email protected]